24 abril, 2017

Tradicional 武术传统

  • Introducción

En primer lugar es importante conceder al arte que practicamos su verdadera identidad: su nombre. El termino wushu no tiene connotaciones modernas. Wushu es un término genérico que representa el conjunto de las artes marciales chinas, tanto externas como internas.

La expresión kung fu (功夫) utilizada sola no se aplica exclusivamente al arte marcial sino también a la literatura, la cocina, la pintura, etc. en pocas palabras, a todas las expresiones artísticas que necesitan conocimiento, habilidad e ingenio. Para que este término tenga valor marcial, es necesario acompañarlo del nombre de una escuela (jia) o de una técnica particular (quan), por ejemplo, Shaolin kung fu o Wudang kung fu.

El wushu es una gran familia en la que pueden encontrarse numerosos estilos y se caracteriza por tres principios fundamentales:

  • Mezcla de firmeza y suavidad.
  • Coordinación de actividades internas y externas.
  • Producción y control de energía por medio de la respiración.

Se intentara definir con mayor precisión el término genérico wushu. Se puede ofrecer una traducción aproximada; sin embargo, se corre el riesgo de dejar de lado las sutilezas que acompañan el pensamiento chino. El pueblo chino utiliza caracteres especiales para escribir; estos expresan no tanto una palabra como una idea. Por esta razón,  es primordial descubrir que ideas están contenidas en wushu.

En primer lugar, cabe destacar que los caracteres chinos, con el paso de los siglos, han sufrido enormes transformaciones. Para descubrir el verdadero sentido de wushu se debe recurrir a tres generaciones de caracteres diferentes: caracteres simplificados, antiguos y mas antiguos. La palabra Wushu consta de dos símbolos chinos que significan marcial o militar, wu () y arte, shu (). Por lo tanto su significado completo sería “arte marcial”.

De acuerdo con los caracteres antiguos, shu (el carácter tradicional) se compone de dos ideogramas: shu () y xing (). Shu significa arte, y xing estuvo representado inicialmente por un carácter que mostraba una encrucijada, la cual inducia la noción de acción y de encuentro.

El carácter wu, tanto en los caracteres mas simplificados como en los más antiguos encontraremos dos partes diferenciadas: zhi ()y ge ().

                El carácter más antiguo para zhi representa un pie hundido o una huella de un pie en la arena. En el carácter simplificado, se encuentra la clave de la palabra pie: el pie estaá representado plano, el talón sobre el suelo, de manera que se perciba la sensación de detenerse o finalizar. El carácter que designa al pie lo representa con el talón levantado, y se sobreentiende una acción.

                La segunda parte de wu es ge. Este carácter representa un arma muy antigua que puede emparentarse con la familia de las alabardas (da dao). Corresponde a una combinación de lanza, hacha y maza situada en el extremo de un asta de madera.

Resumiendo ahora las ideas, wu se compone de zhi y ge, es decir detener y alabarda; shu está formado por shu y xing, o sea, arte y acción. Se encuentra aquí un aspecto fundamental del pensamiento chino materializado por la oposición aparente de zhi y xing (detener y acción). Efectivamente se trata de dos términos opuestos que se complementan para describir una situación. No hay nada inamovible, está en equilibrio, como el yin y el yang. Una traducción aproximada que, si no es completamente exacta, tendrá como mínimo el merito de poner en evidencia la riqueza del sentido que se oculta en wushu sería: “el arte de llevar a cabo una acción para detener la alabarda o enterrar la lanza” o “el arte de parar la violencia”, más similar al término occidental de defensa propia. Este aspecto juega un papel más importante en las filosofías presentes en muchas artes marciales chinas, que hacen hincapié en que el mejor modo de derrotar a un enemigo es hacerlo sin luchar, y que la mejor forma de no pelear es evitar situaciones que puedan conducir a peleas.

El wushu ha ido conformando sus propios métodos, tanto teóricos como técnicos, a lo largo de su larga historia. A través de este desarrollo se ha ido convirtiendo poco a poco en un arte tradicional y colorista, plenamente integrado en la cultura china. De esta forma, más allá de ser una forma eficaz de cultivar el físico o de defensa personal, el wushu ha pasado a ser uno de los legados culturales chinos por excelencia.

El wushu consta de ejercicios y de técnicas de combate. Los primeros son los que forman la parte principal del método técnico, pudiendo ser de diferentes tipos y escuelas, como Manos Desnudas, Manejo de Armas, Series de Combate y Ejercicios en Grupo, principalmente. En cuanto a las técnicas de combate, caben destacar el combate libre (San da) y el empuje de mano, que también poseen sus propios métodos.

Durante un largo período de la historia antigua china convivieron dos métodos paralelos de artes marciales: wushu militar y el civil. Ambos estaban relacionados, pero también claramente diferenciados. Desde su origen se influían y se potenciaban el uno al otro formando la estructura principal del wushu. No fue hasta finales del siglo XIX cuando el wushu militar fue desplazado por el armamento moderno, momento a partir del cual sólo permaneció la vertiente civil.